Quien escribe, hoy, Be Artemis es una enamorada del cambio, de la transformación, de esa transformación que sana,  que cura y que da ejemplo, que sirve a otros, que siembra y riega bienestar, alegría, gozo, poder interior,  armonía y foco.

Para mí la transformación es como un buen chiste, ese chiste que nos hace reír, pero que además queremos contar.  Contarlo para que los otros se rían.

Soy mujer, tengo 40 años, he cambiado constantemente,  y he tomado el camino de la transformación 6 veces en los últimos 8 años con el ánimo de ir mejorando cada día, de darle a mi vida paz y amor.  He tomado el camino de la transformación porque me he dado cuenta  que cada capa que me quito, me deja abrir los ojos un poquito más   y  sentirme más liviana.  Dándome también mas herramientas para generar conciencia en mí (antes que en nadie) y abrirme al servicio de otros para que formen su propio camino de cambio o transformación, con la plena seguridad de que les va a gustar tanto que no van a querer dejar la manía de cambiar – aprender.

Hace 5 años, una de las transformaciones  fue a través de un proceso de certificación de coaching, que me dejó entender por donde era el camino para servir, aun cuando llevaba más de 15 años trabajando con la gente y para la gente en diferentes empresas, entrenando y desarrollando seres humanos.  Fui jefe/líder durante mucho tiempo, y cuando miré mi vida en perspectiva me di cuenta de que lo que más me gustaba era pararme enfrente de mis grupos y hablarles, y enseñarles a cómo vender, pero sobre todo hablarles de cómo ser mejores y de cómo ser felices con lo que hacían, viviendo apasionados y con intensidad.  Cada vez que veía a la gente aprender, yo me llenaba de felicidad y por eso emprendí este camino.  Hoy se que no solo me da felicidad sino que cada proceso de transformación sana a la persona, me sana a mí y sana un poquito el mundo en que vivimos.    Un ser despierto es un ser abierto.

Por eso ahora, luego de haber entendido por que eso me hacía sentir plena y feliz, mi trabajo consiste en trabajar como coach para personas, ejecutivos y empresas que quieren generar espacios de cambio, transformación, liderazgo y armonía, para ser  productivos, pero sobre todo para ser consientes, compartir en armonía y estar enfocados trabajando por lo que les importa en la vida.

Be Artemis es una forma de seguir en constante cambio, porque cada palabra que escribo, y me expone ante ustedes, me cambia, me libera y me permite aprender.   Cada palabra, pregunta o acción que ellas generen será el fruto de  mi cambio, de mi propio Ser Artemisa.