El camino del Kaizen (un pequeño paso puede cambiar tu vida) es un libro fascinante para todos aquellos que necesitamos empezar un camino y no sabemos cómo.  Creo que esos somos casi todos, en algún momento de nuestras vidas.  Pero como estamos acostumbrados a exigirnos y hacer cosas grandes, y significativas y a ser campeones y a todos esos estereotipos, nos bloqueamos y nunca pensamos que el camino empieza por el primer paso,  paso pequeño que paradójicamente es gigante si no estamos haciendo nada.  Paso pequeño que sumado a otros nos llevan lejos.

Este libro nos enseña a definir como iniciar un camino, un cambio, un plan; y también nos dice cuáles son esos enemigos que tenemos que no nos dejan mover.  Nos da cuatro métodos aplicables 100%  y explica claramente como ponerlos en práctica.

Para mí el método favorito es el de hacernos pequeñas preguntas, no darnos respuestas, sino hacernos pequeñas preguntas que nos permitan cambiar la manera como estamos mirando una situación en la vida.  Hay que hacernos la misma pregunta durante varios días, dejando que la sola pregunta vaya abriendo caminos de respuesta y/o de posibilidades.  Si no hay respuestas, hay que hacernos una pregunta más pequeña, hasta que logremos ver ese primer paso a dar.

Este libro me encanta, porque cuando lo leo,  entiendo porque de correr solo queda el cansancio.  Yo particularmente aprendí que cada paso hay que darlo, que no podemos saltarnos ni los pasos, ni las etapas.  Cuando me salto un paso, o algo queda mal hecho, o tengo que devolverme a recomponerlo.  Me enseño que cada paso es necesario.

No se lo pierdan, es un libro que nos enseña en cada página, y además nos ayuda a caminar con decisión y valentía, por pasajes obscuros y desconocidos de nuestra capacidad de decisión.   Y también nos ayuda a sostenernos firmes, entendiendo que todo lo que hacemos en la vida necesita un proceso.

 

 

 

 

Share →