La siguiente conversación la tienen Remy y su padre .  Ellos son ratas.

Su padre ha llevado a Remy a que conozca una tienda de trampas y venenos para matar ratas.  A Remy los humanos le parecen agradables, pero supadre insiste en decirle que se mantenga alejado de ellos.

-PADRE: El mundo en que vivimos pertenece al enemigo. Tenemos que vivir con cuidado. Buscamos para nuestra los de nuestra propia especie, Remy.  Cuando todo está dicho y hecho, somos todo lo que hemos conseguido.

-Remy: No, papá.  No Creo. mé estás diciendo que el futuro sólo puede ser más de esto? (refiriéndose a las trampas y los venenos que hay en la vitrina de la tienda)

PADRE: Se trata de cómo son las cosas. No puedes cambiar la naturaleza.

REMY: El cambio es la naturaleza, papá.  La parte que podemos influir. Y comienza cuando decidimos.

PADRE: ¿Adónde vas?

REMI: Con suerte, para ADELANTE.

Reflexión:

Amo a Remy y su capacidad de pensar que las cosas pueden ser diferentes a lo que su padre le ha dicho que son. Su experiencia con la vida ha sido contraria a la de su padre y todo en él le dice, que las cosas no siempre son como han venido siendo. Que hay quienes podemos ser diferentes y tener experiencias únicas, o simplemente que podemos creen en el cambio de lo establecido, por mas insignificantes que seamos. (recuerden que Remy es una rata)

Para mí, las cosas no tienen que estar en un cierto orden. El orden puede ser de muchas maneras, es decir no hay un orden establecido, el orden es lo que decidimos que va a ser.  Para lo que trabajamos.  Pero para ello necesitamos creer que se puede cambiar y que somos capaces de hacerlo con lo que tenemos en nuestro corazón y en nuestras experiencias.  Pero también necesitamos la valentía para enfrentarnos al reto y lograrlo.

Las pruebas que nos ponen en la vida, tal vez son tan grandes como la intensión de una pequeña rata de cambiar a los seres humanos y lograr que no la maten,  porque sus creencias les indican que son indeseables y hay que matarlas.

Todos los días vivimos esta historia, cuando quienes creen estar en poder y en control quieren destrozar las vidas de aquellos que creen menos importantes, o menos poderosos, o diferentes o indefensos.  Lo vivimos a diario y lo vemos pasar frente a nosotros,  creyendo que no somos capaces de hacer nada, que somos demasiado pequeños para lograr cambios a estructuras y creencias establecidas en el orden de nuestra comunidad o de nuestro mundo.

Podemos hacerle ver a aquellos que se sienten más grandes, que nadie es diferente, y que todos podemos mover el mundo, por más insignificantes que parezcamos, la fuerza de nuestra convicción es más fuerte que lo establecido.

Porque así es, si en el centro de nuestro ser está la convicción de que esto puede cambiar gracias a lo que soy, gracias a lo que he vivido y tengo la valentía de emprenderlo, seguro lo lograré, porque conseguiré inspirar a otros y establecer las semillas del cambio.

Si estás tratando de complacer a otros, y te miente a tí mismo, nunca vas a cambiar nada, tu complacer a otros es tu manera de que esa estructura sea más fuerte.   Pero si eres fiel a tí mismo, puedes dar a las cosas la forma que desees.

El orden es cambiante y tiene la forma de nuestra valentía.

Ya entendí porqué puedo ver esta película sin cansarme.

Tagged with →  
Share →